Fracturas del pie o tobillo

fracture

Todos se fían en docenas de huesos en su pie para apoyar su cuerpo en movimiento o en descanso. Cuando los huesos de rompen, debido a una lesión o enfermedad, los resultados pueden durar toda una vida si no son tratados correctamente. El podólogo y el equipo de cirugía de pie en Southwest Foot and Ankle Center en Lewisville y Plano proveen un cuidado experto para una amplia variedad de fracturas posibles en los pies, tobillos y dedos del pie.

Tipos de fracturas

Los huesos se pueden romper de una gran variedad de formas y en diferentes niveles de severidad. Si el hueso roto perfora la piel, por ejemplo, es llamada una fractura abierta o compuesta. Las fracturas normalmente ocurren durante accidentes de auto, caídas o lesiones deportivas, pero también pueden ocurrir debido a una baja densidad ósea y a la osteoporosis. El sobreuso también puede causar fracturas por estrés, las cuales son fisuras muy pequeñas en el hueso. Las roturas de tobillo pueden ser fisuras parciales, fracturas completas que separan todo el hueso del tobillo, o pueden ocurrir en uno o ambos lados del tobillo.

Aunque algunas personas podrían decirle que un hueso roto en el pie o dedo no puede ser tratado, eso no es cierto. De hecho, los dedos del pie o huesos metatarsianos fracturados que no son tratados pueden causar complicaciones como deformidades, dolor crónico, artritis y fallar en recuperarse correctamente.

Los síntomas de un pie o tobillo roto

  • Hinchazón, hematomas o sangrado
  • Dolor intenso
  • Entumecimiento o cosquilleo
  • Articulación/extremidad fuera de lugar
  • Movilidad limitada o incapacidad de movimiento

Usted debería buscar cuidado médico de inmediato por cualquier fractura del pie o tobillo. En algunas circunstancias, es posible que necesite utilizar yeso o una férula por algunas semanas o meses. En otros casos, sin embargo, la cirugía será recomendada, donde se instalarán placas, pines o tornillos para mantener las partes del hueso roto en su lugar mientras se sana. El soporte puede ser temporal o permanente.

Las fracturas severas, en particular, pueden requerir cirugía cuando:

  • Los extremos del hueso están desplazados
  • La fractura involucra la articulación del tobillo
  • Hay fracturas en dos o tres partes del tobillo
  • Los tendones o ligamentos están rotos
  • Las condiciones causan una recuperación reducida sin cirugía del pie
  • En niños, la fractura involucra la parte del tobillo donde el hueso está creciendo

Recuperación de una fractura

Sin cirugía, su pie/tobillo será puesto en un yeso o férula por varias semanas, dependiendo de la ubicación o el tipo de fractura. Inclusive los dedos rotos pueden ser entablillados juntos para ofrecer apoyo durante el periodo de recuperación. En general, su podólogo puede cambiar su yeso o férula más de una vez mientras la inflamación se reduce. En la mayoría de los casos, su doctor le recomendará no poner peso en su pie o tobillo roto por un periodo de tiempo.

Su doctor de pie también puede darle un calzado especial con peso mientras la recuperación progresa. Inclusive después de que el yeso o la férula son removidos, es probable que su pie sea más débil y pequeño. Para combatir la rigidez y fortalecer los músculos puede ser recetada terapia física.

A lo largo de todo el proceso de tratamiento de la fractura, el equipo de podología y especialistas quirúrgicos estarán allí para usted. Southwest Foot and Ankle Center utiliza las técnicas y el equipamiento más avanzado para ayudarle a recuperarse.

Para un tratamiento rápido y efectivo para las fracturas, contáctenos llamando a nuestros centros de cuidado podológico en Plano 972-805-9985, en Lewisville 972-318-2738 o en Irving 972-318-2655.